We stand with Ukraine

Entrevista Salvador Torra

Expert.ai Team - 8 marzo 2017

Entrevistamos a Salvador Torra, coordinador de la asignatura IDAAB: Intelligent data analysis applications in Business, en un máster de inteligencia artificial
foto STSalvador Torra es Doctor en Ciencias económicas siendo su especialidad las Finanzas Empíricas. Actualmente, coordina la asignatura IDAAB: Intelligent data analysis applications in Business enmarcada en el Máster de Inteligencia Artificial que tiene lugar en las aulas de tres universidades catalanas.
¿Desde cuándo se imparte este máster y qué objetivos persigue?
Empezamos a impartir el máster en inteligencia artificial en 2006. Este programa tiene la particularidad de que sus sesiones tienen lugar en la Universitat de Barcelona (UB), la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) y la Universitat Rovira i Virgili (URV). Nuestro objetivo es preparar a profesionales altamente calificados, capaces de asumir posiciones de alta responsabilidad en el campo de computación, en general, y en el de la inteligencia artificial, en particular.
Desde la primera edición la evolución de la inteligencia artificial habrá requerido una adaptación constante de contenidos…
No cabe duda de que la inteligencia artificial evoluciona rápidamente, lo que nos obliga a reformular cada año el temario e irlo adaptando a lo que requiere el mercado. En este sentido, nuestro equipo mantiene reuniones periódicas y cada nuevo curso realizamos variaciones en las asignaturas del programa.
¿Cuál es el perfil de los estudiantes que cursan este máster?
Aproximadamente un 60% de nuestros alumnos son extranjeros, procedentes de muchas partes del mundo. Tenemos estudiantes de Latinoamérica, Europa o países como Irak e Irán. Son estudiantes con un alto nivel, principalmente ingenieros, matemáticos o físicos, que quieren completar su formación y entender en profundidad los aspectos relacionados con la inteligencia artificial, para poder aplicarlas a su trabajo.
¿Existe mucha demanda para un programa de estas características?
El máster, debido a que la inteligencia artificial se encuentra en un momento en que genera mucho interés, tiene una demanda sostenida de plazas. Nuestro programa tiene un cierto reconocimiento a nivel internacional, prueba de ello es el gran número de estudiantes extranjeros que acogemos cada año. También es importante destacar que contamos con el valor añadido de que Barcelona tiene una reputación muy positiva y está considerada como uno de los grandes hubs del Big Data en el mundo.

¿Qué aspectos destacaría del máster?
En lo que respecta a la asignatura que coordino, me gustaría destacar la organización de seminarios. Se trata de sesiones a las que invitamos a profesionales vinculados a distintas áreas relacionadas con la inteligencia artificial, para que los estudiantes puedan conocer de primera mano cómo se están aplicando en los entornos profesionales.
¿Qué tipo de profesionales participan en los seminarios?
Invitamos a responsables de grandes compañías tecnológicas, pero también a representantes de empresas menos conocidas, ya que hemos detectado que en nuestro país hay empresas de pequeño tamaño que desarrollan tecnología muy avanzada e interesante. Precisamente en este tipo de sesiones se enmarcó la jornada que impartió Alberto Robles, máximo responsable de Expert System Iberia.
¿Hacia dónde evoluciona la inteligencia artificial?
Existe un auge en todo lo que se refiere a la computación o la inteligencia cognitiva. Por otro lado, la aplicación de la inteligencia artificial al terreno de la biomedicina tiene un enorme recorrido y es un área donde en los próximos años se avanzará mucho en su aplicación.
Por último, ¿Qué lugar ocupa el debate sobre la ética de la inteligencia artificial?
Existen expertos en el mundo que están empezando a insistir en que la ética ha de jugar un papel relevante en el futuro cuando nos referimos a la inteligencia artificial. A pesar de ello, pienso que todavía estamos lejos y que la inteligencia artificial vislumbra unas posibilidades que todavía se encuentran en estado incipiente. Actualmente, podemos extraer información, generar patrones… pero todavía estamos lejos de aprovechar todas sus posibilidades. El crecimiento es muy rápido y exponencial y, posiblemente, en 15 años la situación será muy distinta y la inteligencia artificial tendrá mucho más peso real en todos aquellos procesos que se puedan automatizar.